A veces me pregunto por qué será tan fácil llenarnos de desánimo ante la vida, cuando hay razones muy valiosas para estar siempre motivados.

Pero en cambio, es tan difícil recuperar esas ganas de vivir una vez que nos hallamos desalentados.

Si tú al igual que yo, te identificas con este tipo de emociones, a continuación te propongo cinco pasos que, desde mi experiencia son muy útiles para enfrentar los retos de cada día y así mantener la motivación:

1. Anota tus sentimientos

Cuando nos sentimos sin fuerzas, ayuda muchísimo el desahogar esos sentimientos que llevamos por dentro. Ya que a veces no contamos con personas que estén dispuestas a escucharnos o motivarnos todo el tiempo, lo mejor será expresar eso que tenemos y ponerlo sobre un papel.

Este ejercicio es muy terapéutico porque nos ayuda a enfrentar lo que estamos sintiendo en lugar de esconderlo. Al ser realistas acerca de nuestras emociones, seremos conscientes de que necesitamos hacer algo al respecto.

Cuando me siento sin ganas de avanzar, enseguida dedico unos minutos a escribir para sacar todo eso negativo de mí.

Con seguridad puedo decirte que el papel se encargará de ser el receptor de toda esa desmotivación, quedándote así libre de esa mala energía.

Recupera la motivación en cinco pasos

2. Revisa tus logros

Todos nos hemos sentido extraordinarios cuando logramos algo que nos resultaba inalcanzable en su momento. Nos ponemos alegres y sentimos una gran confianza en nosotros mismos.

Lo que no sabemos es que, recordar con frecuencia estos logros alcanzados, tiene el poder de mantener nuestro ánimo siempre arriba, para convencernos de que somos capaces de lograr cualquier objetivo que nos pongamos.

Tengo la costumbre de que, cuando mi mente empieza a ponerse negativa, enseguida comienzo a recordar aquellos momentos de triunfo que sentí en contadas ocasiones como: logros académicos, el haber hecho algún descubrimiento personal, entre otras cosas.

Y si aun así todavía sigo sin ánimo, me ayuda mucho ver fotografías de aquellos logros. Con esto mi energía enseguida sube de nivel.

Lo mismo puedes hacer tú con tus logros personales. No los dejes escondidos por algún rincón, recuérdalos siempre que puedas.

3. Llénate de energía

Nuestro cuerpo, mente y espíritu siempre están conectados entre sí. Es por eso que debemos aprovechar esta conexión para nuestro beneficio.

Los momentos de desánimo empiezan registrándose en nuestra mente y espíritu a través de pensamientos, recuerdos y sentimientos nocivos.

Entonces, podemos trabajar en nuestro cuerpo para que enseguida las otras dos áreas se activen.

Una muy buena opción es hacer ejercicio o todavía mejor, comer alimentos que te llenen de energía. Así que, puedes elegir comer frutas, chocolate, té verde o algún carbohidrato para llenarte de calorías y así tu cuerpo pueda animarse fácilmente. 

4. Realiza una actividad favorita

Si ya intentaste todo lo anterior y aun así no te funciona, te sugiero que te olvides de todo y sólo distraigas tu mente practicando una actividad favorita que te mantenga entretenido mientras te recuperas de ese mal momento.

Por ejemplo, puedes jugar o realizar entrenamientos para tu cerebro (hay muchas aplicaciones y juegos para divertirte trabajando en esta área).

Puedes leer, si te gusta como a mí. Puedes ver algún documental o serie favorita.

Puedes salir a caminar, viajar o, si lo prefieres, hacer ejercicio en casa. Sólo escoge una actividad favorita y despeja tu mente a través de ella.

5. Escribe tus planes

Realizando alguno de los pasos anteriores o todos, ya estarás bastante activado para continuar. Es momento de aprovechar esta energía, anotando aquellos logros o planes que te gustaría realizar a corto o largo plazo.

Planear nuestros objetivos es una actividad que a todos nos llena de energía.

Recupera la motivación en cinco pasos

Espero que estos consejos puedan serte de mucha ayuda y puedas aplicarlos a tu vida. Recuerda que nada es permanente. Y si te sientes desalentado, esto no será por siempre.


Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Vivir
El Arte de Brillar

Foto de portada de Jonathan Borba en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.