Lo normal es sentir miedo. Pero no es algo malo. Se trata de una señal muy buena.

Pues a través de él podemos saber que estamos a un paso de salir de nuestra zona de confort.

Cuando nos mantenemos en ella, nos sentimos cómodos.

Entonces, podemos saber acerca de aquellas decisiones que son necesarias para hacernos crecer, cuando sentimos temor.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *