La mayor parte de nuestros pensamientos presentes, tienen que ver con arrepentimientos por no haber tomado las decisiones correctas en el momento adecuado.

A veces por miedo, a veces por duda o confusión, dejamos ir oportunidades que seguro otro las aprovecharía.

Si algo de verdad te interesa, ve por ello, enfrenta tu miedo y toma una decisión desde la calma, pues en momentos de inquietud o agitación, es difícil tomar decisiones apropiadas.

¿Y cómo saber cuándo hicimos lo correcto? Una forma de saberlo es identificándonos con nuestras emociones.

Aprende a tomar decisiones con inteligencia

Si después de tomar una decisión, sigues confundido o te sientes intranquilo, a lo mejor te equivocaste; pero si, por el contrario te sientes en paz y seguro, es tu ser interior diciéndote que tomaste una decisión para tu bienestar.

Pues a veces las opciones entre las cuales tenemos que decidir son buenas para otros, pero no para nosotros. Siempre debemos elegir las que mejor nos convengan y nos ayuden a crecer.

Porque nuestra mente suele engañarnos, sugiriéndonos la solución más fácil o más cómoda, pero que siempre termina siendo la menos beneficiosa.

Por eso antes de escoger una opción, consulta con el “yo” sabio que aguarda dentro de ti, esperando le pidas consejo. Puedes acudir a él cuando lo desees. Sólo espera a estar relajado y en el mayor silencio posible. De seguro te llevará hacia el camino correcto.

Entonces, siempre toma decisiones desde tu interior, intentando procurar tu bienestar, es decir aquello que necesitas y que no siempre corresponde con lo que deseas.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *