Todos nos enfrentamos a un panorama desconocido en nuestras vidas. No sabemos lo que pasará mañana. Ni siquiera sabemos lo que pasará en el próximo minuto porque a pesar de que tengamos certeza de ciertas cosas, no tenemos el control absoluto de lo que pasa a nuestro alrededor.

Precisamente por esta realidad es que, muchos no se atreven a tomar decisiones importantes. Temen por su futuro y prefieren permanecer en la seguridad de su comodidad.

Pero siempre hay alternativas que podemos escoger para cambiar esa incertidumbre de cada día. Cuando empiezas a descubrir el potencial que llevas dentro, es difícil que las situaciones externas te afecten.

Confía en ti y se te abrirán los caminos

Sólo las personas que son valientes para enfrentarse a sí mismas, son capaces de avanzar en este duro camino que nos ofrece la vida a cada momento.

Sólo las personas arriesgadas son capaces de ir en busca de oportunidades que si las esperamos en nuestro confort, jamás llegarán.

Pero, para ello es necesario acudir a herramientas que son bastante señaladas en la teoría, pero que muy pocos se atreven a usar.

Y la principal herramienta de la que todos hablan es la confianza. Todos sabemos que necesitamos confiar en algo para que las cosas funcionen.

La confianza es fácil de aplicar en los buenos momentos, cuando reímos y todo nos va bien, pero ¿estamos dispuestos a confiar en las situaciones de adversidad, cuando sentimos confusión ante los problemas?

No siempre es fácil, pero necesitamos hacerlo.

Te propongo que mires hacia dentro de ti. Observa tus capacidades. De seguro hay algo muy valioso dentro de ti. ¿Puedes reconocerlo?

Si todavía no puedes verlo con claridad, no te preocupes, tómate tu tiempo para descubrirlo. Pues, es muy importante, es vital que te sostengas de esas capacidades para avanzar cuando ya no tienes aliento y quieres botar todos tus esfuerzos al agua.

Confía en ti y se te abrirán los caminos_

En esos momentos de gran dificultad, es momento de que tú mismo te motives  reflexionando acerca de aquellos logros que tuviste en el pasado. Si fuiste capaz de llegar a la meta antes, ¿qué te impediría hacerlo ahora?

No es justo que por un momento de desánimo, juzgues y critiques el potencial que tienes para resolver tus problemas. Trae a tu memoria aquellos retos que lograste vencer.

Que vengan a tu cuerpo aquellas sensaciones de triunfo que tuviste en el pasado. Esto, definitivamente te ayudará a confiar siempre en ti.

Por supuesto, la motivación de otras personas y los recursos externos como: videos, audios; serán muy útiles también. Pero tu propia experiencia siempre será más efectiva que eso.

Será la muestra de que hay una gran fuerza dentro de ti para cumplir con tus propósitos.

Recuerda, si confías en ti, siempre habrá una puerta que se abre para ti.


Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Vivir
El Arte de Brillar

Imagen de portada de Richard Burlton en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.