¿Alguna vez has pensado en la importancia de rodearnos de gente que vaya en pro de nuestros sueños? Pues pienso que casi no le prestamos atención a esta área.

Cuando se trata de amistades, solemos elegir las que poco nos convienen sólo por quedar bien con la gente o, por cumplir con estereotipos marcados por la sociedad.

Te sugiero leer: “El verdadero valor de ser tú mismo

Es decir, elegimos en primer lugar a los demás y nuestras prioridades siempre quedan en según plano; cuando debería ser al revés, anteponer nuestro bienestar primero y desde ahí juzgar lo que nos conviene o no en cuanto al tipo de relaciones que tenemos con la gente.

Dime con quién andas y te diré quién eres

Cuando se trata de cumplir los sueños, cualquier persona productiva te aconsejará rodearte de gente que vaya en armonía de tus ideales. ¡Cuánta razón tienen!

Dicen que somos el promedio de las cinco personas con las que más pasamos tiempo. Si no lo crees, obsérvate y te darás cuenta de que actúas de forma similar a ellos o al menos tienes los mismos pensamientos que ellos.

Pero aquí hace falta evaluar y seleccionar el tipo de personas con las que queremos estar. No sientas compromiso al relacionarte con alguien. Si sientes que esta persona no te está aportando nada, es mejor apartarte.

Después de todo, necesitas a tu lado, personas que crean en ti y en tus sueños. Que te animen y te recuerden tus objetivos cuando sientas desmayar.

Que sean tu hombro de apoyo cuando necesites ayuda. Que te digan la verdad cuando estás actuando de forma errónea. En fin, que estén allí presentes no sólo en los buenos momentos.

Que también sean de esas personas que siempre te están aportando algo nuevo para tu crecimiento personal.

Similar a cuando tienes un libro. Generalmente compras un libro para descubrir y aprender algo nuevo. Igual una persona, te acercas a ella para aprender de su experiencia y compartir lecciones juntos.

De eso se trata la vida, de apoyarnos en los que confían en nosotros y nos motivan hacia la meta.

Y tú, ¿ya evaluaste tus relaciones personales? Recuerda el refrán típico: “Dime con quién andas y te diré quién eres”

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir

Imagen destacada de John Hain en Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.