¿Es realmente importante lo que piensen o digan de nosotros?

Sí, es importante, siempre y cuando eso venga de personas importantes en nuestra vida, que nos conocen y nos ayudan a crecer, o nos dan siempre su consejo/retroalimentación.

Y ese es el objetivo de las personas a nuestro alrededor, aportarnos algo diferente a lo que ya sabemos o conocemos.

Ellos siempre tienen algo para enseñarnos. Por eso están ahí. Y cuando ya lo hicieron, se van.

Por eso nuestra familia, amigos, pareja están por mucho tiempo junto a nosotros. Porque aprenderemos mucho de ellos.

Aun así, nuestro criterio siempre debe estar primero.

¿Qué pensamos de nosotros mismos? ¿Cómo nos vemos? ¿Nos gusta lo que el espejo nos devuelve cada día? ¿Nos gusta lo que nos decimos a diario?

Esta es realmente la opinión más importante siempre: LA NUESTRA.

Porque cuando sucede lo contrario, empezamos a vivir de acuerdo a las expectativas de otros.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.