La vida es esperanza, porque siempre tenemos opciones de cambiar nuestro destino. Nuestra mejor decisión es mirar hacia arriba.

Pues a veces desde nuestra perspectiva, las alternativas pueden reducirse, lo más simple puede ser invisible a nuestros ojos.

Buscar ese contacto espiritual y Ayuda Superior para resolver nuestros problemas, nos demostrará que no estamos solos, aunque así lo sintamos.

Si seguimos vivos, es porque todavía tenemos algo por hacer, algo que aportar al mundo.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.