En esencia todo es energía. Eso es en lo que nos parecemos a todo a nuestro alrededor. Incluido los ríos o los árboles. Pues si quedan reducidos a nada, son sólo átomos.

“Esencia” es, saber mirar allí cuando estamos en silencio. “Esencia” es, encontrarnos allí cuando no sabemos adónde ir. “Esencia” es, nuestro verdadero yo, único e irrepetible.

Muchas palabras para describir nuestra “esencia” pero sólo una verdadera para vivirla: PLENITUD, lo que todos deseamos en la vida. Y es que sentirnos plenos en la vida, es un regalo que pocos decidimos disfrutar.

La pregunta ¿cómo hacerlo?: Sólo aprendiendo a mirar hacia adentro. La respuesta está ahí siempre presente, aunque no la queramos ver.

Simple y sencillo, pero difícil y complicado a la vez. Una tarea constructiva de todos los días; quizás de cada momento.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *