Con el tiempo, las acciones llevadas con determinación y compromiso tienen consecuencias directas hacia lo que buscábamos y deseábamos desde un principio.

Se trata de ir subiendo la escalera peldaño por peldaño hasta llegar arriba. Esto no se consigue de la noche a la mañana.

Es un peldaño a la vez o podemos tropezarnos y caer por ir demasiado rápido.

También se trata de disfrutar el camino y la enseñanza que nos trae cada escalón y no ir hacia atrás.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.