Todo mundo está hablando de la pandemia: las noticias, los diarios, las revistas, los programas de televisión, los artículos de un blog, las redes sociales; pero, son muy pocos los que opinan acerca de algo positivo en esta dura etapa que todos estamos viviendo.

El tema central de toda conversación es acerca del número de muertes y qué país encabeza en la lista con mayores contagios. Es muy bueno mantenerse informado y estar al tanto de lo que sucede a nuestro alrededor.

De esta manera conocemos la evolución y los cambios que se viven a diario en todo el mundo. El problema de todo esto es que nos engañamos a nosotros mismos, pensando que si un día no vemos las noticias nos estamos perdiendo de mucho.

La realidad es que, toda esa información negativa que estamos recibiendo a diario se va insertando en nuestra cabeza de forma subliminal y antes de que nos demos cuenta, todos nuestros pensamientos y enfoque es hacia la negatividad.

Es por esto que quiero aprovechar este espacio para hablarte de lo bueno y aportar en algo a las personas optimistas que deciden también enfocarse en lo positivo.

Partiendo de ese punto, me gustaría compartir mi perspectiva acerca de la situación que estamos afrontando en estos momentos mediante las siguientes ventajas que yo he sacado de forma personal:

1. Tiempo en soledad

Es momento de encararnos a nosotros mismos y retomar todo aquello que estábamos postergando. Siempre teníamos un pretexto para huir de nosotros, ya sea con el trabajo, las obligaciones y las tareas académicas.

Pero ¿cuál es el pretexto ahora? Este es el momento preciso para volver la vista a nuestro crecimiento personal. Y siempre hay algo qué mejorar. Por eso este tiempo en soledad (es decir sin muchas distracciones sociales) nos permite estar a solas para conocer nuestras inconformidades y hacer algo al respecto.

Muchas personas de seguro ya escribieron sus objetivos y compromisos para los siguientes días, porque en esos momentos todos nos sentimos de una u otra forma creativos, pues ya no hay tantas interrupciones como antes.

Por eso ahora es un gran momento para realizar actividades y pasatiempos que siempre quisimos hacer pero que nunca tuvimos tiempo.

Este es un gran momento para reinventarte. Ya sea haciendo ejercicio para bajar de peso, bailando si te gusta hacerlo, siguiendo un curso de pintura por internet; lo que sea que te ayude a conectar contigo mismo y con tus talentos.

2. Adaptación a las circunstancias

Todos nos vimos obligados a seguir las normas impuestas por nuestros representantes locales. Esto inmediatamente nos puso en una situación inesperada y a la vez forzosa.

El no poder salir de nuestras casas con frecuencia, definitivamente nos enseñó a adaptarnos en un tiempo corto a las nuevas modalidades sugeridas como: trabajar desde casa, estudiar sin poder reunirnos con nuestros amigos y todo lo que tenga que ver con socializar desde los medios digitales.

Aunque no nos hemos adaptado del todo, esto nos sirvió para aprender a tomar decisiones apresuradas sin hacer tantas planificaciones. Somos muy buenos quejándonos de lo que tenemos, pero ahora aprendimos a vivir con lo poco, lo justo y lo necesario.

Si estábamos acostumbrados a visitar cierto restaurante donde pedíamos nuestra comida favorita, tal vez las circunstancias nos obligaron a preparar esta comida en casa y con eso también estamos adquiriendo nuevas habilidades en la cocina.

Así que este periodo de confinamiento nos obliga a hacer o a aprender cosas que en situaciones de comodidad generalmente no haríamos.

3. El autoconocimiento se fortalece

Es en estos momentos en que, nos damos cuenta quiénes somos realmente. Pues generalmente afuera con los demás mostramos una cara, pero, en casa mostramos otra porque nos sentimos tal vez más cómodos o en familia.

Y este periodo largo de estar encerrados nos obliga a saber lo que tenemos dentro. Por ejemplo nuestro familiares al convivir más tiempo con nosotros nos dirán acerca de tal o cual defecto que debemos cambiar.

Tal vez no nos guste, pero ellos servirán como un espejo para nosotros. Entonces, este es un aspecto positivo que la vida nos ofrece para mejorar nuestra propia versión ante los demás.

También al estar a solas, somos más conscientes de nuestros aciertos y errores. Nuestras fortalezas y debilidades. Pues todo este conocimiento se fortalece en el silencio de nuestra habitación.

Las charlas con nosotros mismos son útiles para descubrir quién realmente se halla dentro de nosotros. Definitivamente vamos a hacer un esfuerzo por cambiar las cosas que no nos gustan de nosotros mismos. 

4. Somos más agradecidos

Al ver tantas personas muriendo a causa de este virus, nos damos cuenta de que somos bendecidos por seguir viviendo. Ahí nos damos cuenta el valor que tiene nuestra vida y dejamos de dar por sentado todo lo que tenemos.

Esta situación inesperada nos conecta a todos con la oración y el agradecimiento a fin de obtener protección para nuestros días futuros. Pero esto no lo deberíamos hacer sólo en este tipo de situaciones.

El agradecer cada día por las cosas que vivimos, debería ser un hábito que nos conecte con nuestra fuente superior. Hasta la persona menos creyente recobra la esperanza y pone su fe en lo invisible.

Ahí nos damos cuenta que somos frágiles y sin duda necesitamos de la protección de algo divino. El agradecimiento es una ventaja que nos pone en armonía con el ambiente exterior.

5. Aprender a convivir

La convivencia es sin duda una necesidad de todas las personas. Todos convivimos con alguien de una u otra forma. En el trabajo, en la oficina, en donde estudiamos. Pero es con nuestros familiares con quienes convivimos muy poco tiempo.

Es por ello que en esta situación, todos están pasando la mayor parte de su tiempo con ellos. Y la convivencia puede ser algo difícil porque no estamos acostumbrados a ello. Se trata de una habilidad que cada persona está aprendiendo día a día.

Por eso si tienes la fortuna de convivir con tu familia, sé agradecido porque no todos cuentan con esa bendición. Muchas personas desearían compartir su tiempo con alguien más y se encuentran tristes acerca de esto.

5 ventajas que obtuvimos del confinamiento

Cualquiera que sea la ventaja que hayas obtenido en este tiempo de cuarentena, de seguro ayudó a fortalecer tu carácter y cambiar tus perspectivas de vida.

Tu manera de ver el mundo es completamente diferente ahora. Y todo gracias a esta oportunidad que nos dio la vida para ser una mejor versión de nosotros mismos.    

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir

Imagen de portada de congerdesign en Pixabay 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.