Nuestra vida es significativa. Cada día cuenta, cada segundo, cada momento.

Desconocer cuándo vamos a morir, debería hacer que nuestra rutina diaria tenga sentido.

Hacer las cosas porque nos gustan y no por obligación.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *