Una vida llena de interrogantes sin sentido, parecen darnos la falsa sensación de descubrir la verdad.

Pero mientras más nos oponemos a su ritmo, más complicado se vuelve hallar esas respuestas.

Mirar a nuestro alrededor y contemplar lo que allí sucede, es suficiente para entender que no es necesario plantear incógnitas.

Pues en lo SIMPLE, está el significado de las cosas. Si lo apreciamos con detenimiento, también se dejan ver los colores como símbolo de nuestra existencia.

Allí están las respuestas. La combinación de esos colores, terminan formando obras extraordinarias, agradables a nuestros ojos que inevitablemente despertarán nuestra imaginación y creatividad… Nuestra pasión por la vida.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *