Cuando vayas a mirar hacia un lado, que sea hacia arriba con la esperanza de que vendrán días mejores.

Lo que estás viviendo en este momento, es una gran prueba de que todo pasa por un proceso gradual.

Así como las flores pasan por varias estaciones durante el año para surgir, así también pasamos nosotros por varios retos para luego dar frutos.

Mientras esperas en la parada por el bus que conduce a la prosperidad, aprende a tener paciencia  recuerda que todo tiene su momento, hoy estás unos peldaños abajo, mañana estarás en la cima.

Así que ata bien tus zapatos porque tienes camino para largo. Mientras camines, no sólo admires las tardes soleadas de verano, sino también las frías mañanas de invierno.


Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Vivir
El Arte de Brillar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.