Cada uno de nosotros nacemos con uno o varios talentos, que a lo largo de nuestra vida debemos ir descubriendo si queremos ser felices y cumplir con nuestra leyenda personal.

Poco nos preocupamos por buscar esas capacidades y la mayor parte del tiempo vivimos evadiendo las cosas relacionadas con eso. Pensamos que los talentos son destinados para unos cuantos.

Si realmente queremos saber qué capacidades poseemos, se requiere de esfuerzo y de un trabajo diario por parte de nosotros. Hacerlo nos ayudará a despertar nuestra creatividad y compartirlo con el mundo será un honor.

Incluso el reconocimiento por parte de otros, puede hacerse presente, sin así desearlo. Lo que sea de cada quien es lo que perdura siempre en el tiempo.

Y recuerda, si deseas saber más, te sugiero leer mis libros, donde encontrarás más reflexiones para elevar tu aprendizaje espiritual.

El Arte de Brillar
El Arte de Vivir



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *